Follow by Email

lunes, 30 de abril de 2012

Yesterday


Abrió su carpeta más preciada "Yesterday" el icono amarillo contenía todas las versiones de la canción aludida que pudo encontrar. Empezó a escuchar la antología en la versión original de los Beatles.

Cerró los ojos para disfrutar de los dos minutos y tres segundos más agradables de su vida. El violonchelo fue puñal

de aire directo al corazón, las guitarras apaciguaron la herida.

Saxofones, pianos, trompetas, xilófonos y demás instrumentos le condujeron a un no tiempo, no espacio.

El timbre del teléfono le hizo salir del trance, al abrir los ojos notó como la decoración de la sala había cambiado, creyó estar viviendo un déjà vu, pero descartó esa posibilidad al ver su reflejo hippie en el espejo. Miró a su alrededor para mirar la fecha pero no habían calendarios ni usaba reloj, entonces se acordó del diario, corrió a la mesa de noche, lo tomó entre sus manos, casi toda la primera página se refería a la guerra de Vietnam.

FIN.

martes, 3 de enero de 2012

Escape

Huyeron de su planeta en una nave robada arriesgando sus vidas, lo dejaron todo en busca de la iluminación. Aterrizaron en un planeta azul llamado tierra.
El sol estaba justo en el cénit se miraron y dijeron : de seguro debe mejorar, por fin encontramos la iluminación.

Cuando dieron las seis y el sol se convirtió en un disco naranja pálido que se escondió detrás de los árboles y las penumbras empezaron a convertirse en sombras los visitantes se percataron de su error pues su planeta tenía varios soles y siempre había luz.

Ya no podían volver pues allá les esperaba la pena de muerte. Algunos dicen que viajaron al núcleo de fuego del centro de la tierra. Otros dicen que se habituaron a las sombras y ven cada amanecer como una esperanza.

Horizonte

Para no verlo más le dijo - ve y regresa a mi cuando toques el horizonte -

Caminó en línea recta durante muchos años. Subió montañas, vadeó ríos, atravesó desiertos, pisó polvo de todos los tonos, comió frutos jamás imaginados. El horizonte seguía siendo un lugar azulado y distante detrás de las montañas o al final del océano.

Gracias a la redondez del planeta fue inevitable que regresara al mismo punto de partida.
A lo lejos la vio de espaldas, sentada en la misma piedra, con el mismo vestido blanco y silbando la misma tonada.

Se acercó despacio,  acarició sus hombros y le dijo: Mi horizonte eres tú.

jueves, 22 de diciembre de 2011

Dos letras.




Laboriosamente durante muchos años tallaron con sus cinceles 9 rocas enormes, de cada una de ellas obtuvieron una letra hasta completar la palabra ESPERANZA.
La obra podía contemplarse a varios kilómetros de distancia y convirtió a aquella pequeña villa perdida en las montañas en un destino turístico importante.
Un medio día cualquiera cuando la multitud miraba y fotografiaba el exótico monumento un movimiento telúrico los hizo dispersar.


Los 9 megalitos cayeron como cartas de naipe. Una vez se disipó la polvareda en torno a ellos los habitantes del pueblo y visitantes corrieron angustiosos a observar los daños causados por el siniestro natural. 7 estatuas reducidas a añicos, y curiosamente las dos letras E quedaron intactas.


Cuando todos lamentaban la tragedia, un niño tuvo una genial idea: que una de las E la dejaran tal cual y a la otra le quitaran la parte de abajo. Así se hizo, volvieron a levantar las dos enormes rocas talladas y desde muy lejos ahora se puede leer la palabra: FE.